9 de julio de 2012

Usando un portabebes ergonómico para recorridos largos


Salir a pasear con tu hijo fuera de la ciudad a un entorno natural es una maravillosa experiencia para explorar y disfrutar, sin embargo subir una pendiente inclinada con un niño pequeño puede ser un reto muy interesante para padres citadinos. Un portabebes ergonómico es la mejora opcion para este reto.
Para esta caminata elegimos una mochila ergonómica, lo más importante es la seguridad y comodidad de tu hijo. La mochila distribuye uniformemente el peso en la espalda, hombros y cintura, notarás que es muy similar a las mochilas que usan los montañistas, de hecho de ahí proviene la idea original como es el caso de las Beco.
Es mejor llevar el bebe en la espalda ya que el terreno es irregular y necesitas visibilidad y las manos libres para cualquier eventualidad, también logras mantenerte en equilibrio inclinándote un poco hacia adelante en los lugares mas complicados.
Tu bebe disfruta enormemente las vista y está cómodo durante todo el recorrido, no pedirá que lo subas y lo bajes cuando se canse, mientras estés en movimiento estará tranquilo, aun más si tu mochila trae descansa pies.
La mochila ergonómica es el mejor complemento para trasportar niños grandes, especialmente cuando haces largos recorridos y estos tienen un terreno donde jamás podría ir un coche, no me imagino por una pendiente de 1 kilometro empujando un aparatito de estos.

3 comentarios:

  1. Buf, que valiente. La mochila es genial. Seguro que lo pasaron genial. La verdad es que Raúl y yo solemos elegir caminos fáciles (aptos para minusválidos) en los que pueden ir carritos, pero tu propuesta es de lo más interesante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, el camino es lo de menos, lo importante es compartir con los que amas, aunque debo confesar que se siente genial ponerte un reto y superarlo. Saludos

      Eliminar
  2. Eres una mamá maravillosa ...

    ResponderEliminar

En asuntos de bebe queremos conocer tu opinión, dejanos tus comentarios