12 de junio de 2015

Displasia de Cadera ¿Otra vez?


Displasia de cadera en bebe pequeña
De nuevo tengo que convivir un diagnóstico de displasia de cadera, aunque esta vez el panorama se ve diferente y siento que la experiencia vivida previamente tiene su valor en la actualidad. 

Solicité remisión a ortopedista por antecedentes familiares de madre y hermana cuando mi pequeña tenía tres meses, en la revisión clínica el ortopedista indicó que se veía bien y no tenía problema, sin embargo por control a  los cinco meses debería hacer el examen de radiografía y llevarla de nuevo. Después de esperar el tiempo prudente y tomar el examen  el médico ortopedista le diagnosticó  una probabilidad muy alta de sufrir displasia por los grados de los ángulos (tomó una regla y sobre la radiografía hizo las mediciones y conjeturas)  derecho 26 grados e izquierdo 27 grados, a mi no me parecieron tan altos pero no soy experta en el tema  y me parecía más desgastante pedir un segundo diagnóstico que seguir el tratamiento que consistía en usar la férula por tres meses durante dieciocho horas al día, ya se cumplieron los tres meses y pronto sabré como va mi pequeña con el tratamiento.

Durante estos tres meses  de tratamiento nos hemos adaptado todos al uso de la férula, creo que cuando son más pequeños ofrecen menos resistencia a llevar esta clase de estos aparatos pero a mediada que ha crecido y dado que hay ciertas horas del día que no la usa muestra cierto desagrado y resistencia cuando se la ponemos y por ello hay que mantenerla en brazos todo el tiempo, !vaya si es extenuante! .Esta experiencia ha sido diferente a la previamente vivida con nuestra hija mayor sin embargo subsisten los miedos y las inseguridades y la ansiedad por el resultado del tratamiento.

Durmiendo con displasia de cadera